Distribución, la “piedrita” en la apertura del mercado

Con el objetivo de ofrecer certidumbre jurídica en el marco de la apertura del mercado de combustibles, empresarios del sector urgieron a poner fin al diferendo existente entre Pemex y la Cofece debido a las multas impuestas a la petrolera por obligar a las gasolineras a contratar  el servicio de pipas operadas  por personal sindicalizado de esa empresa.

Ante las sanciones acumuladas por 795 millones de pesos que le impuso la Comisión Federal de Competencia Económica por esa práctica conocida como “ventas atadas”, Pemex llevó el caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Entre agosto de 2013 y abril de 2016, la comisión aplicó 20 multas a Petróleos Mexicanos y Pemex Refinación, debido a que la subsidiaria obligaba a los gasolineros a contratar el servicio de pipas de la petrolera para llevar el combustible de las terminales de almacenamiento a las estaciones, cuando el cliente tiene la capacidad de elegir el servicio de transporte que más le convenga.

Fuente: 24 Horas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


PageLines