Nuestro trabajo está orientado a la generación de consensos para el pleno desarrollo del sector energético, la identificación de áreas de oportunidad para el desarrollo de servicios e infraestructura por parte de emprendedores y empresarios, así como la adopción de mejores prácticas en nuestro país. Todos ellos, factores indispensables, para hacer de la energía una fuente de bienestar de la sociedad mexicana.